Música Clásica online - Noticias, eventos, bios, musica & videos en la web.

Música Clásica y ópera de Classissima

Antonio Vivaldi

martes 31 de marzo de 2015


Ópera Perú

Ayer

Camerata de Berlín el 21 de abril en Santa Úrsula

Ópera Perú (Ópera Perú) TQ Producciones retoma sus espectáculos de música clásica trayendo a Lima a la Berliner Camerata. Como parte de su gira sudamericana, esta ofrecerá una presentación en nuestro país junto al pianista Joseph-Maurice Weder en el Auditorio Santa Úrsula el próximo 21 de abril.Sigue a Ópera Perú en Facebook y Twitter.La Berliner Camerata es una joven orquesta de cámara alemana dirigida por la violinista Olga Pak, que debutó con el programa “Vivaldi meets Piazzolla” en la gran sala del Oslo Konserthus en 2008 y fue el comienzo de una exitosa gira alrededor de Europa. Se presentan en las sedes de Gasteig de Munich, el Liederhalle Stuttgart y muchas otras salas alemanas.  Además de su propia serie de conciertos en Berlín (Philharmonie y Konzerthaus), en Hamburgo (Laeiszhalle) en Bremen (La campana) y a partir de 2014 en Leipzig (Gewandhaus), la Orquesta es también el organizador de la "Berliner Klassiksommer". En diciembre de 2012, la orquesta celebró su debut en la Filarmónica de Berlín, junto a Guy Braunstein, el primer concertino de la orquesta.Para este debut concierto en el Perú, nos ofrecerán piezas de Johann Sebastian Bach, Carl Philip Emanuel Bach, Antonio Vivaldi, Wolfgang Amadeus Mozart y Frédéric Chopin. La entradas están a la venta en Tu Entrada de Vivanda y Plaza Vea.Pianista Joseph-Maurice Weder PROGRAMAAntonio Vivaldi: Concierto para violín y orquesta de cuerdas RV 549 J. S. Bach: Concierto para dos violines y orquesta en Re menor, BWV 1043 Carl Phillip Emanuel Bach: Sinfonía no. 4 Wq 183  Wolfgang Amadeus Mozart: Concierto para piano no. 12, KV 414 Frédéric Chopin: Concierto para piano y orquesta n.º 2 en Fa menor, Op. 21 Con información de TQ Producciones

Cantan ellas - El Blog de Maac

24 de marzo

Cecilia Bartoli

Cecilia Bartoli nació en Roma, donde comenzó sus estudios musicales de la mano de sus padres, también cantantes. Durante más de dos décadas ha sido una de las artistas más destacadas de la música clásica, ha vendido más de diez millones de discos, ha estado más de cien semanas en las listas pop internacionales y ha conseguido con su trabajo numerosos discos de oro, además de cinco Grammys y otros prestigiosos galardones. Es una cantante mediática, con gran poder de comunicación, que además de sentido melódico en los momentos de abandono, posee una capacidad técnica fuera de lo común para exponer con facilidad los adornos vocales más endiablados. Cada uno de sus nuevos trabajos se esperan por los aficionados con impaciencia y curiosidad. Ha sido, además, la primera mujer en ser nombrada directora artística del Festival de Salzburgo. Después de consolidarse como cantante mozartiana y rossiniana,, Cecilia Bartoli, lleva ya algunos años interesándose por los repertorios más recónditos del barroco y el clasicismo, llegando a convertirse en un auténtico fenómeno con sus recitales dedicados a Vivaldi, Gluck, Salieri y a los castrados del XVIII, a Maria Malibran y, más recientemente, a Agostino Steffani. Aunque su carrera profesional comenzó en 1988, hace 25 años, su presentación escénica tuvo lugar a la edad de 8 o 9 años, como pastor, en una Tosca, en la Ópera de Roma. Más tarde, durante un corto período de tiempo estudió piano y trompeta y se interesó por el baile, entrando  a formar parte de una compañía semiprofesional italiana dedicada al flamenco. Así que su primera intención había sido ser bailarina de flamenco pero descubrió que su instrumento no estaba ni en sus brazos ni en sus piernas, sino que se encontraba en su garganta y  a  la edad de dieciséis años comenzó a tomar lecciones de canto de su madre, la soprano Silvana Bazzoni. Después ingresó en la Academia de Santa Cecilia de su ciudad natal, comenzando entonces su gran pasión por la música. Ya con voz impostada de mezzosoprano su presentación fue en 1985, tenía 19 años, participando en un concurso de televisión de la televisión italiana que se emitía los sábados por la noche. Su primera ópera en escena fue en la Ópera de Roma interpretando el papel de Rosina en El barbero de Sevilla, coincidió en el escenario con la despedida de su padre, que era miembro del coro y estaba a punto de jubilarse. La escuchamos en "Una voce poco fa" de El barbero de Sevilla en el Schwetzingen Festival (1988): Posteriormente fue invitada para participar en un homenaje a Maria Callas en el Teatro de la Ópera de Paris, donde cantó el rondó de La Cenerentola, que fue retransmitido en directo. En esa retransmisión la escucharon dos grandes directores de orquesta y se fijaron en ella: Barenboim y Karajan. Karajan la llamó a Salzburgo para hacer una audición, trabajó con él en la Misa en si menor de Bach, tenían proyectado interpretarla en abril de 1990 en Salzburgo, pero al morir Karajan no fue posible llevarlo a cabo, con Barenboim (también con Harnoncourt) trabajó el repertorio mozartiano, según ella misma confiesa no pensaba que su voz fuera adecuada para Mozart hasta que con Barenboim estudió los papeles de Cherubino y Dorabella, gracias al director argentino tomo conciencia de que el repertorio del salzburgués no está reservado a cantantes del ámbito germánico, y que los italianos le dan una idiomaticidad difícil de encontrar en aquéllos, el resultado de la colaboración con Barenboim fueron las grabaciones de Las bodas de Figaro y Cosi fan tutte, y las representaciones de ambas en la ópera de Chicago. Con el tiempo fue asumiendo, con la excepción de Donna Anna,  todos los roles femeninos de la trilogía Da Ponte: Las bodas de Figaro, Cosi fan tutte y Don Giovanni. Por aquellas fechas, tras una audición en Bolonia, consiguió un contrato en exclusiva con DECCA, sus primeras grabaciones para este sello fueron El barbero de Sevilla y un recital con obras de Rossini, le siguieron otros discos de Rossini, por supuesto, pero también de Mozart. La escuchamos ahora cantando "Il tenero momento" de Lucio Silla de Mozart: Después vendría su colaboración Chaillyy recitales con Chung y Andràs Schiff, con el que grabó la cantata de Haydn Ariadna en Naxos y canciones de Schubert y Beethoven, también ha trabajado con los fallecidos Georg Solti, Giuseppe Sinopoli y otros todavía en activo entre los que se encuentran James Levine (con el que grabó a finales de los 90 un recital dedicado a canciones de Rossini, Bellini y Donizetti bajo el título An Italian Songbook ), Marc Minkowski,  William Christie, Christopher Hogwood, Claudio Abbado o Giovanni Antonini. Ahora la escuharemos en "Vedi quanto adoro ancora ingrato" de Schubert: Se presentó en España por primera vez en un Barbero que se representó en el Liceu de Barcelona en 1990 antes del incendio. En aquellas funciones del Liceo la mezzo interpretó el papel de Rossina acompañada por su madre que interpretaba el papel de Berta. En la ópera de la Bastilla había debutado en 1990 como Cherubino, y en  1991 debutó en La Scala con Le comte Ory. Su debut en el Metropolitan de Nueva York tuvo en 1996 cantando Despina en Cosi fan tutte, volvería a cantar allí Angelina (La Cenerentola) y Susanna (Las bodas de Fígaro). En 1989 fue el Cherubino de Las bodas de Figaro de Mozart en Zurich a las órdenes de Nikolaus Harnoncourt,  incrementando su vinculación con el teatro de esta ciudad suiza, porque dicho teatro tiene el tamaño adecuado para su voz y también debido a su matrimonio con un barítono suizo que le llevó a instalar su residencia cerca de allí. Podemos decir por lo tanto que Zúrich es su casa operística. Pero Bartoli no se ha dedicado sólo al repertorio belcantista, cabe recordar al respecto que uno de sus grandes discos, el titulado In paradisum, de 1999,  junto al barítono galés Bryn Terfel y a las órdenes de Myung-Whun Chung,, interpreta los réquiems de Gabriel Fauré y Maurice Duruflé. Asimismo, con Chung al piano, Bartoli grabó en 1996 un recital de música de autores franceses como Ravel, Bizet, Berlioz y Delibes, titulado Chant d’amour. De este disco podemos esuchar "Ouvre ton coeur" de Bizet: Señalaremos también que en sus últimos recitales discográficos ha intentado que haya una histoira detrás que sirva de hilo argumental, como su homenaje a María Malibran, no sólo como cantante, sino como una mujer que se siente libre e intenta emanciparse en el siglo XIX, Sacrificium: dedicado a la castración, un auténtico sacrificio, de miles de niños al año en nombre del arte en la Italia del XVII y XVIII a consecuencia de la prohibición de cantar las mujeres en la ópera en el siglo XVIII, su trabajo Ópera Proibita se centra en la prohibición papal de las óperas en Roma, lo que posibilitó el desarrollo del oratorio y del melodrama sacro, y su último disco se titula St. Pettersburg y está dedicado a la música del s.XVIII escrita por italianos y alemanes para la corte rusa, escuchamos un fragmento de este último disco: . Y para finalizar su trayectoria y como curiosa y extraña anécdota  recordemos que en 1993  participó en la grabación de una versión de la ópera Manon Lescaut de Puccini a las órdenes de James Levine, en la que intervenían Mirella Freni y Luciano Pavarotti. La actividad operística no es prioritaria para Bartoli, su presencia se limita a dos producciones al año, o tres como mucho. En la temporada pasada intrepretó dos roles de soprano Adele en El conde Ory (en Viena) y Norma (Salzburgo), en cuanto a recitales intenta no ofrecer más de 50 al año. LA VOZ DE CECILIA BARTOLI. Tanto en el Barroco, como en tiempos de Mozart o Rossini, no existía la voz de mezzosoprano como tal o existía pero no estaba catalogada así, podríamos decir que para interpretar  este tipo de roles de soprano del repertorio barroco, mozartiano y rossiano se necesitan voces elásticas, con un amplio dominio en la zona central y suficiencia en el agudo, y así es la voz de Cecilia Bartoli, que podemos calificar como la de una mezzosoprano de agilidad o de coloratura. Así la define ella, pero la voz de Bartoli no es fácil de clasificar, no es una mezzo típica y ha ido incorporando a su repertorio roles de soprano; por ejemplo, Susanna en Las bodas,  Donna Elvira en Don Giovanni,  la Cleopatra de Giulio Cesare de Haendel, Amina de La Sonnambula  o en versión concierto en Dortmund hace cuatro años,  Norma, posteriormente aparecería su grabación comercial. Su timbre es más claro que oscuro, sobre todo para ser una mezzo, es además cálido, dulce y muy fresco, Bartoli está especialmente dotada para la ligereza en el trino, las escalas, la coloratura martellata, y tiene una amplia capacidad para dosificar la voz, lo que habitualmente se conoce como fiato y mantener un canto ligado. Domina tanto el canto íntimo y elegíaco como el ornamentado y de coloratura, resultando siempre muy expresiva, expresividad que se basa en una dicción muy limpia y en la la riqueza de dinámicas y colores extraordinarios. Es una intérprete muy temperamental, vital y apasionada, capaz de expresar al cantar tanto el más intenso dramatismo como la mayor de las alegrías. Sus interpretaciones son una mezcla insuperable de espontaneidad, reflexión  y rigor, nunca descuida la musicalidad, respeta minuciosamente la traducción del texto, busca siempre la elección de un colorido vocal que le permita encontrar el clima dramático de cada momento cuidando especialmente las ornamentaciones. Conoce a la perfección aquello que interpreta puesto que es el resultado de un profundo estudio y plantea su trabajo desde una óptica cercana al historicismo, aunque nunca deja de implicarse emocionalmente en su trabajo. Ella se considera como una intérprete ideal del repertorio del siglo XVIII, así, tras sus comienzos en el repertorio rossiniano -Barbero, Cenerentola, L'Italiana- se dirigió hacia otros repertorios del período clásico como los de Mozart, Salieri y Gluck, y finalmente miró hacia el Barroco, podríamos  decir que hizo un recorrido inverso al desarrollo histórico del canto, dirigiéndose hacia los orígenes para desde allí y sin descuidar el Barroco volver otra vez al repertorio romántico italiano de la primera mitad del XIX –disco dedicado a Malibran, Sonnambula, Norma- . Es una de esas cantantes que parecen estar destinadas a que se hable de ellas y de las que se aman o se odian, he intentado recoger algunas de las críticas que le hacen los más puristas del canto: - Algunos la critican diciendo que no es una mezzo sino que es una soprano con cierta oscuridad en la voz que le ha permitido enfrentarse a roles de mezzosoprano. - Otros que su emisión es engolada, es decir, poco cubierta y sale como empujada, lo que le lleva a producir sonidos parecidos a los que se emiten al bostezar o que  emite sonidos “de gola” como de Oso Yoghi. - Los hay que no están de acuerdo con que sea engolada, dicen que si fuera engolada no se le escucharía en el teatro porque su voz es más bien pequeña, entonces hablan de entubamiento, en el sentido de que su problema es que entuba los sonidos, que emite demasiado abajo para poder encontrar graves que no suenan muy naturales. - Sus defensores justifican este entubamiento en cuanto lo considera un recurso expresivo, una aspereza que utiliza Bartoli para dotar de una especial expresión a la palabra que está diciendo en esos momentos, que podría ser, por ejemplo, naufragar. - También hay quien dice que su emisión es mala porque cuando da los agudos lo sebresalen los tendones del cuello. - O que explota la voz de pecho hasta límites exagerados. - Que sus registros escindidos y carece de homogeneidad - Que no hace las ornamentaciones "col fiato", que sería la forma más ortodoxa de hacerlas sino que las hace con movimientos de la laringe, que es la manera más rápida y fácil pero no la adecuada. - Que abusa de la coloratura "martellata"” (imaginemos el sonido seco y cortante de un martillo dando golpes) incluso cuando en la partitura aparece como ligada. -  Que nunca emplea el fote, sino que abusa del piano, pianísimo o mezzoforte. Pero los aficionados no debemos ser tan ortodoxos y es conveniente que nos fijemos más en el resultado que en el procedimiento. Es cierto que tiene algunos de estos límites como por ejemplo el ya señalado de una tesitura indefinida entre mezzo y soprano,  una regulación de incontables volúmenes. o un tamaño de voz reducido, que requiere espacios íntimos y recogidos, pero no es menos cierto que ella sabe hacer virtud de estas limitaciones. Bartoli sabe llegar al meollo de cada pieza que interpreta porque sabe escogerlas y une dicción con canto, musicalidad con estilo y expresión con ornamentos. Estoy seguro que con su fuerza escénica, su encanto, sensibilidad, gusto, originalidad y variedad de registros expresivos puede hacer pasar una tarde inolvidable a cualquier espectador que asista a uno de sus conciertos. Y para terminar una canción de Bizet que me gusta especialmente, "La coccinelle":




Cuestión de Sensibilidad

22 de marzo

Céline Frisch

En el mismo lugar, a la misma hora, una semana después se celebró el penúltimo concierto del VIII Festival Pórtico do Paraíso. Esta vez se había programado a Céline Frisch, una estupenda clavecinista francesa. Habitual colaboradora del grupo Café Zimmerman, atesora diversos premios, como los Diapason d’Or o el Charles Cros por sus registros de la obra de JS Bach y JP Rameau. Céline Frisch posee una pulsación de exquisita sensibilidad de la que logra extraer una polifonía magistral. El recital se dividió en dos partes, ambas dedicadas al barroco alemán. La primera repasó obras de las llamadas fuentes musicales de JS Bach (como su disco homónimo). Algunos autores de los que el gran Bach aprendió su oficio y maestría: D. Buxtehude, JJ Froberger, JK Kerll y JA Reincken. Destacó la solidez constructiva de la Suite en do de Buxtehude y la extraordinaria belleza virtuosística de la Toccata en sol mayor de Reincken. La segunda parte se centró exclusivamente en la música del Kantor de Santo Tomás de Leipzig: Una Toccata de juventud, la BWV 912 en mi menor; tres preludios y fugas del volumen I del Clave bien Temperado, y como colofón, una sensacional lectura de una de las obras cumbres para este instrumento: el Concierto Italiano en fa mayor BWV971. Un concierto tripartito, a la manera de Vivaldi, en donde el clave ejercita a la perfección las partes de solista y el ripieno, en un prodigio de escritura contrapuntística. (vídeo La Casa di Davide)

Ya nos queda un día menos

21 de marzo

Jaroussky vuelve a Vivaldi

Esta noche actúa el contratenor Philippe Jaroussky en el Teatro de la Maestranza con la intención de promocionar su último disco, Green, y yo no me he resistido a escuchar el penúltimo: Pietá, una selección de música sacra de Antonio Vivaldi registrado en París en marzo de 2014 para el sello Erato con estupenda toma sonora. El problema es que apenas tengo tiempo para escribir, así que voy a ser casi telegráfico. El programa es irregular pero de interés, brillando el hermoso y emotivo Stabat Mater, RV 621. Se incluyen asimismo los motetes Clara stellae scintillate, RV 625, Filiae maestae Jerusalem, RV 638 y Longe mala, umbrae, terrores, RV 629, este último todo un descubrimiento. Completan el disco el “Domine Deus” del Gloria RV 589, el Salve Regina RV 618  y, como pieza puramente instrumental, el Concierto para cuerdas RV 120. No está mal. Jaroussky luce sus mejores cualidades. La voz es de una calidad tímbrica extraordinaria y suena con una homogeneidad asombrosa, si bien es cierto que aquí no tiene que moverse mucho en el grave; el centro ofrece enorme suavidad y el agudo refulge con un brillo dorado cautivador. Asombran la capacidad del artista para regular el sonido –magníficos efectos de eco propios de este repertorio–, y muy especialmente su técnica para moderar o intensificar el vibrato, consiguiendo de este modo admirables efectos expresivos. En las agilidades, curiosamente, es donde menos llega a impresionar. En cualquier caso, el contratenor francés conoce muy bien este universo al que ahora ha vuelto discográficamente y es capaz de ofrecer, con musicalidad exquisita, esa particular sensualidad espiritual (o al revés en este caso: espiritualidad sensual) que demanda Vivaldi, incluyendo esas especialísimas languideces que con otros artistas derivan en la blandura o el amaneramiento. Tentaciones estas últimas que también afectan a la escritura instrumental vivaldiana, tantas veces maltratada tanto por instrumentos originales como por instrumentos modernos, que la cursilería y el rebuscamiento no conocen fronteras. Por fortuna nada de eso ocurre aquí: el Ensemble Artaserse funciona bien dentro de su relativa sobriedad y dialoga de manera muy apropiada, aunque sin especial inspiración, con la voz de su fundador y, supongo, director tanto artístico como musical. Buen disco.



Ópera Perú

20 de marzo

Orquesta Sinfónica Nacional Juvenil inicia temporada

Fotos: OSNJ Facebook Por Gonzalo Tello (Ópera Perú)La Orquesta Sinfónica Nacional Juvenil del Perú, uno de los Elencos Nacionales del Ministerio de Cultura,  inicia su temporada 2015 este domingo en su sede del Gran Teatro Nacional. Esta orquesta, dirigida por Pablo Sabat Mindreau, promete ofrecernos ocho conciertos de temporada entre el 22 de marzo y el 15 de diciembre con un repertorio bastante exigente.Si bien estos son músicos entre 14 y 29 años, no por eso son un elenco que toque piezas fáciles. Desde hace un tiempo, Sabat y su equipo se encargan de que la orquesta trabaje de manera integral un repertorio amplio y exigente, que no se concentra en los clásicos, sino que pretende abarcar todas las épocas y trazarse objetivos difíciles, que en sus pasadas presentaciones han sabido interpretar con excelentes resultados, incluso superando varias veces a elencos de adultos.Sigue a Ópera Perú en Facebook y Twitter.La diferencia entre este elenco y la Sinfónica Nacional reside en que la Juvenil ensaya con mucho mas tiempo de anticipación cada uno de los programas que va a presentar. Toma alrededor de mes y medio de trabajo, a diferencia de los mayores, que suelen ensayar durante solo una semana o máximo dos. Esto hace que los jóvenes músicos tengan una inducción mucho mas profunda sobre las obras a ejecutar, desarrollen su técnica y continúen su estudio para en un futuro poder integrar un elenco mayor. Es como pasar del colegio a la universidad, y de ahí a la vida laboral en sí.Este 2015 veremos a la OSNJ interpretar ocho conciertos de temporada, además un Ciclo de Conciertos Descentralizados en diferentes puntos de la ciudad, como la Universidad de San Marcos, la Agraria, Centrum PUCP, Unifé y el C.C. Ccori Wasi de Miraflores. También realizarán un Ciclo de Conciertos de Navidad, así como una gira de conciertos a nivel nacional, visitando Puno en julio, Moquegua, Tacna y Arica en agosto, y Arequipa en noviembre, realizando un concierto en conjunto con la sinfónica de esa ciudad.Además, el 14 y 16 de agosto realizarán un gran concierto junto a la OSN, osea, serán mas de 120 músicos en escena, interpretando el Concierto no. 2 para violín y orquesta de Sergei Prokofiev, con Leticia Moreno como solista, y la enorme Sinfonía no. 9 de Anton Bruckner. Este concierto será dirigido por Pablo Sabat. El concierto inaugural de temporada 2015 contará con la participación del cornista principal de la orquesta, Cesar Conde, y del afamado pianista español Joaquín Achúcarro. El concierto se inicia con Finlandia, Op. 26, poema sinfónico de Jean Sibelius, en el 150 aniversario de su nacimiento; Luego Conde interpretará el estreno nacional del Concierto para corno y orquesta no. 2 de Richard Strauss. El concierto concluye con Achúcarro interpretando el Concierto para piano del compositor noruego Edvard Grieg, quien, da la casualidad, es tío abuelo del pianista. Este es un programa poderoso y poco usual para una orquesta de jóvenes, lo cual da gusto ya que su ímpetu y talento ha dado excelentes resultados en pasados programas. Este año no se espera menos.A continuación veamos la temporada completa del año. Las entradas para sus conciertos de temporada cuestan desde 10 soles la mas barata y 35 soles la mas cara. Es un pecado perdérselos con estos precios, ya que el nivel del espectáculo es excelente y cada uno de estos conciertos son una excelente oportunidad para inducir a los mas chicos de la casa el gusto por la música culta. Siga a la orquesta en Facebook y vea los detalles de sus conciertos en la web del Gran Teatro Nacional.Orquesta Sinfónica Nacional JuvenilTEMPORADA GRAN TEATRO NACIONALPROGRAMA I: Domingo 22 de marzo, 5:30 pm. Director: Pablo Sabat. Solistas: César Conde, corno (Perú), Joaquín Achúcarro, piano (España).Jean Sibelius: Finlandia, Op. 26 / Richard Strauss: Concierto para corno N.° 2 / Edvard Grieg: Concierto para pianoPROGRAMA II: Domingo 12 de abril, 5:30 pm.Director: Pablo Sabat. Solistas: Gonzalo Guerra, clarinete (Perú), Mauricio Quiñe, fagot (Perú), Lukas Vondracek, piano (Rep. Checa)Richard Strauss: Duetto Concertino para clarinete, fagot, arpa y cuerdas / Sergei Rachmaninov: Rapsodia sobre un tema de Paganini / Ludwig V. Beethoven: Sinfonía N.° 5PROGRAMA III: Domingo 10 de mayo, 5:30 pm.Director: Pablo Sabat. Solista: Marion Sobula, piano (Polonia)Frédéric Chopin: Concierto para piano N.° 1 / Wolfgang A. Mozart: Sinfonía N.° 41PROGRAMA IV: Domingo 28 de junio, 5:30 pm.Director: Pablo Sabat. Solista: Philip Setzer, violín (EE.UU.)Wolfgang A. Mozart / Adagio en mi mayor para violín, K 261 / Antonio Vivaldi: Concierto para 4 violines / Darius Milhaud: El buey sobre el tejado / Sergei Prokofiev: Sinfonía ClásicaPROGRAMA V: Viernes 14 de agosto, 8:00 pm. / Domingo 16 de agosto, 11:30 am.Director: Pablo Sabat. Solista: Leticia Moreno, violín (Perú - España). Concierto conjunto con la Orquesta Sinfónica NacionalSergei Prokofiev: Concierto N.° 2 para violín / Anton Bruckner: Sinfonía N.° 9PROGRAMA VI: Domingo 27 de setiembre, 5:30 pm.Director: Alex Klein (Brasil)Igor Stravinsky: Sinfonías para instrumentos de viento / Wolfgang A. Mozart: Concierto para oboe / Ludwig V. Beethoven: Sinfonía N.° 8PROGRAMA VII:  Domingo 1 de noviembre, 5:30 pm.Director: Edward Carroll (EE.UU.). Solista: Ricardo Ponciano, corno (Cuba-Perú).Carl Nielsen: Obertura Helios / Reinhold Gliére: Concierto para corno / Jean Sibelius: Sinfonía N.° 2PROGRAMA VIII: Martes 15 de diciembre, 8:00 pm.Director: Pablo SabatGustav Mahler: Sinfonía N.° 1GIRA NACIONALJULIO: Puno. AGOSTO: Moquegua / Tacna / Arica (Chile). NOVIEMBRE: Arequipa.FUNCIONES DIDÁCTICASGran Teatro Nacional. Ingreso libre previa inscripciónMartes 24 de marzo, 5:00 pm. / Jueves 29 de octubre, 5:00 pm.Director: Pablo SabatENSAYOS ABIERTOSViernes 4:00 pm. Gran Teatro Nacional. Ingreso libre previa inscripción10 de abril, 8 de mayo, 26 de junio, 25 de setiembreCONCIERTOS DESCENTRALIZADOSDirector: Pablo Sabat (Perú)Martes 14 de abril, 8:00 pm. Auditorio Ela Dumbar Temple - UNMSMMartes 12 de mayo, 8:00 pm. Auditorio Universidad Nacional Agraria La MolinaMartes 30 de junio, 8:00 pm. Auditorio Centrum PUCPMartes 29 de setiembre, 8:00 pm. Auditorio del Centro Cultural de la UNIFEViernes 30 de octubre, 8:00 pm. Auditorio del Centro Cultural CcoriwasiCICLO DE CÁMARA EN EL FOYER DEL GRAN TEATRO NACIONALMúsicos de la Orquesta Sinfónica Nacional JuvenilMiércoles 15 de julio, 7:00pmMiércoles 9 de setiembre, 7:00pmMiércoles 21 de octubre, 7:00pm

Pablo, la música en Siana

25 de febrero

Círculo virtuoso

Martes 24 de febrero, 20:00 horas. Conciertos del Auditorio, Oviedo: Orquesta de Cámara "Virtuosos de Moscú", Vladímir Spivakov (violín y dirección). Obras de Vivaldi, Rossini, Boccherini, Shostakovich y Piazzolla. Como si de un tango ampliado a "veinte (más cinco) años no son nada", aún recordamos aquel concierto de los Virtuosos de Moscú con Spivakov, con la posterior oferta asturiana de crear una escuela de élite donde ellos fueran parte fundamental de la plantilla, idea que no fructificó por distintas causas, algunas miopías que hoy ya son ceguera, promesas incumplidas y un tren que sólo pasa una vez. Al menos nos consolamos porque una parte de ellos se fue incorporando a la vida musical asturiana y desde Oviedo seguían con Spivakov dando conciertos por todo el mundo de 1990 a 1999. Unos se quedaron, forman y son parte de nuestra propia historia, trabajan aquí, tienen incluso nietos asturianos, y hasta nos dejaron en esta Asturias. Todos, incluyendo a Spivy, siguen agradecidos a esta tierra, como dijo el propio maestro en las propinas, pero el agradecimiento debe ser nuestro, SIEMPRE. Encargarme de las notas al programa no es sino una mínima muestra de gratitud hacia una formación histórica que volvía a casa renovada, nuevamente virtuosos, jóvenes, con Sergey Bezrodny y Grigiry Kovalevsky aún entre los originales, igualmente perfectos, al servicio de la música, y rodeados de muchos compatriotas tan asturianos como el que más que no quisieron faltar a esta cita entre amigos, como cerrando el círculo. Alguna bandera de Ucrania a la puerta como protesta al conflicto por la tierra, por las ideas, por los desencuentros... el mundo siempre en guerra, pero nada empañó la fiesta musical de este último martes de febrero que continuará en esta gira donde Oviedo y Asturias tenía que estar por bien nacidos. El periódico La Nueva España recordaba parte de esta historia incompleta pero las músicas elegidas por los artistas rusos fueron las encargadas de poner punto y final a un idilio recordado como los amores adolescentes que mantenemos vivos en el tiempo. Comenzarían en Italia pasando por Rusia y terminarían en Argentina, nuevo cierre del círculo que yo quise llamar "Un virtuoso viaje musical". El Concierto para violín en mi menor, RV 273 (Vivaldi) nos permitía recordar al virtuoso Spivakov con el violín y dirigiendo su orquesta de cámara, tres movimientos sin apenas espera entre ellos con el acompañamiento molesto de una tos persistente y femenina que no logró descentrar a los rusos. Maravilloso como siempre el sonido no ya del solista sino de una formación de cuerda y clave capaz de asombrar por sus dinámicas y limpieza, auténtico derroche barroco en el Allegro molto, el terciopelo del Largo que Spivakov regaló en cada nota, y el Allegro cerrando con todos los componentes que han hecho del "cura pelirrojo" un auténtico creador de la forma por excelencia. La adolescente Sonata nº 3 en do mayor (Rossini) ya apuntaba formas para estar compuesta con sólo 12 años, aunque el arreglo para la orquesta rusa la engrandece todavía más. El Allegro parece un adelanto de algunas oberturas operísticas, el Andante como si de posibles arias fuera a reutilizar, y el Moderato un auténtico concertante, sabor clásico con recuerdos barrocos siempre en el subconsciente de un fenómeno de la melodía que renegaría de este "juguete" hoy de museo vivo en cuanto a música se refiere, y que en manos del contrabajo "más virtuoso" pareció sacar del baúl estas reliquias de crío. Más completa resulta la Sinfonía op. 12 nº 4 en re menor "La casa del diavolo" (Boccherini), incorporándose cuatro vientos a dos (trompas y oboes) para seguir asombrando con la sonoridad de una orquesta de cámara capaz de pasajes vertiginosos claros y potentes, como en el Allegro sostenuto-Allegro assai, de jugar con ataques y contrastes en el Andantino con moto y rematar la faena con un Andante sotenuto - Allegro con moto tan plenos que el italiano afincado en la corte madrileña sonó realmente grande, de nuevo con un Spivakov que no da respiro a sus músicos, atentos a todos los detalles y auténtico grupo que suena cada sección como uno. Abandonamos Italia en la segunda parte para un viaje profundo a la Rusia que corre por las venas de esta formación renovada que continúa fielmente las características originales, un Shostakovich como sólo ellos son capaces de interpretar, primero el Preludio y Scherzo op. 48, el proyecto fin de carrera de un joven Dmitri que no sólo apuntaba maneras sino que revolucionaría la escritura camerística y sinfónica desde el primer momento, aunque las revoluciones musicales y pacíficas no parecían encajar en las políticas. Pero el lenguaje no se pierde aunque te obliguen a callar, siempre queda la escritura para la posteridad y los intérpretes que transmiten lo que otros ocultaron. La Elegía y Polka pusieron tristeza y después ironía como arma crítica, la angustia y el humor como denuncia con una música brillante, potente en los arcos virtuosos, muestrario de recursos sonoros con unos pizzicatti redondos y presentes unidos a fraseos impensables. De Las Cuatro estaciones porteñas (Piazzolla) no sólo hay mucho que escribir antes sino también después, puesto que no fue Spivakov quien las interpretó sino cuatro atriles jóvenes tutelados desde el podio y arropados por el resto de virtuosos en unos arreglos de Alexey Strelnikov realmente impactantes, por momentos trampantojo sonoro de bandoneón imposible y pasando del Invierno porteño de un "jazzero" en los segundos Denis Shulgin al Verano académico de Lev Iomdin, otro talento salido de los primeros violines, de la Primavera inquietante de su compañero Georgy Tsay (el de rasgos achinados) hasta el Otoño maduro desde lo juvenil de Evgeny Stembolskly sin perder unidad pero aportando cada uno su personal sonoridad solista bien guiados por el maestro y director maravillando en cada gesto, como llevándoles de la mano a todos. La propina correría a cargo del propio Spivakov al violín para continuar con Piazzolla y su Café 1930, de "La historia del tango", ritmo del barrio de Bocca asimilado sin acento ruso a categoría virtuosa concluyendo la lección magistral a sus aventajados alumnos, sonidos y sentido de virtuoso capaz de hacer clásico univeresal al argentino. La música rumana sería la segunda propina con unas danzas increíbles ¿de Bartok? también con los el viento haciendo más orquestal unas melodías populares, en velocidades de vértigo, acelerandos, glissandos y notas siempre precisas, círculo virtuoso que devuelve el folklore a la categoría de sinfónico, y las gracias antes de un asombroso arreglo del Libertango porque el viaje y el círculo tenía que cerrarse con Piazzolla, con todo el auditorio en pie en un homenaje a unos virtuosos que se saben queridos en Asturias.

Antonio Vivaldi
(1678 – 1741)

Antonio Vivaldi (4 de marzo de 1678 - 28 de julio de 1741) fue un compositor y músico del Barroco tardío. Se trata de una de las figuras más relevantes de la historia de la música. Su maestría se refleja en haber cimentado el género del concierto, el más importante de su época. Compuso unas 770 obras, entre las cuales se cuentan 477 conciertos y 46 óperas. Es especialmente conocido, a nivel popular, por ser el autor de la serie de conciertos para violín y orquesta Las cuatro estaciones. Esta obra, que forma parte del ciclo de su opus 8 "Il cimento dell'armonia e dell'inventione", tiene una importancia capital por suponer la ruptura del paradigma del Concerto Solli, establecido por el mismo Vivaldi. Hasta entonces, el Concerto Solli era un concierto en el que el instrumento solista llevaba todo el peso de la melodía y la composición, y el resto de la orquesta se limitaba a ejercer el acompañamiento según las reglas de la armonía. Sin embargo, Las cuatro estaciones son unos conciertos para violín en el que la orquesta no actúa como mero fondo de acompañamiento, sino como un relieve: no se limita a acompañar al solista, sino que ayuda al desarrollo de la obra. Esto influirá posteriormente en los conciertos de Händel y, sobre todo, de Bach, ya que éste estudiaría asiduamente los conciertos de Vivaldi, y sería a partir de las innovaciones originales de Vivaldi que Bach perfeccionaría el concepto de concierto. Así, Las cuatro estaciones representan el Concerto Solli perfecto, a tal grado que influye notablemente la música de Johann Sebastian Bach, y ésta inexorablemente en Haydn; y Haydn, a su vez, al convertirse en maestro de, entre otros,Beethoven, extiende la influencia de Vivaldi a más músicos sin que, probablemente, hubieran conocido la obra de Vivaldi.



[+] Mas noticias (Antonio Vivaldi)
31 mar
Ópera Perú
24 mar
Cantan ellas - El...
22 mar
Cuestión de Sensi...
21 mar
Ya nos queda un d...
20 mar
Ópera Perú
25 feb
Pablo, la música ...
25 feb
Pablo, la música ...
15 feb
Cuestión de Sensi...
4 feb
Ópera Perú
16 ene
Musica Antigua en...
9 ene
Yahoo! Noticias E...
8 ene
Ópera Perú
25 dic
Cantan ellas - El...
23 dic
Esfera Wordpress
19 dic
Musica Antigua en...
7 dic
Cuestión de Sensi...
3 dic
Ópera Perú
2 dic
Ópera Perú
2 dic
Musica Antigua en...
1 dic
Cantan ellas - El...

Antonio Vivaldi




Vivaldi en la web...



Antonio Vivaldi »

Grandes compositores de música clásica

Cuatro Estaciones Violín Conciertos Para Violín

Desde enero del 2009 Classissima ha facilitado el acceso a la música clásica y ha expandido su público.
Classissima ayuda tanto a aficionados como a expertos de la música clásica en su experiencia con la internet.


Grandes directores de orquesta, Grandes intérpretes, Grandes cantantes de ópera
 
Grandes compositores de música clásica
Bach
Beethoven
Brahms
Chaikovski
Debussy
Dvorak
Handel
Mendelsohn
Mozart
Ravel
Schubert
Verdi
Vivaldi
Wagner
[...]


Explorar 10 siglos de la música clásica...