Música Clásica online - Noticias, eventos, bios, musica & videos en la web.

Música Clásica y ópera de Classissima

Antonio Vivaldi

martes 6 de diciembre de 2016


Musica Antigua en Chile

16 de noviembre

Lanzamiento en Chile de nuevo libro de Ramiro Albino titulado Música Colonial Hispanoamericana

Musica Antigua en ChileUn libro sobre la música y la sociedad hispanoamericana de los siglos XVI al XVIII, para comprender cómo y por qué sonaba de esa manera.  SANTIAGOMartes 15 Noviembre, 19:00 hrs.Instituto de Música Universidad ALberto HurtadoAlmirante Barroso 75, metro Los HéroesENTRADA LIBERADA LA SERENA Sábado 19 Noviembre, 16:00 hrs.Museo Arqueológico de La SerenaCordovez esquina Cienfuegos s/nENTRADA LIBERADA Esta presentación también incluirá una breve presentación del trabajo musical que realiza el Ensamble Villanueva de la Serena a cargo de Tatiana Espinoza y Ricardo Aquea. Música Colonial Hispanoamericana, un estudio necesario sobre los sones de Latinoamérica Publicado por Pablo Rodríguez Canfranc Tomado de www.musicaantigua.com Hace unas pocas décadas que el fenómeno que hemos denominado “música antigua” ha ido cobrando un protagonismo y un impulso decidido dentro del panorama de la música comúnmente denominada clásica. No son pocos los profesionales que han centrado sus esfuerzos en recuperar los sonidos anteriores al siglo XVIII -investigarlos, ejecutarlos en escena y grabarlos en disco utilizando instrumentos originales de cada época-, despertando el interés del público melómano por la música medieval, renacentista y barroca. Por desgracia, todavía quedan lagunas en este campo y terrenos poco explorados, uno de los principales es la música que se hacía en las colonias españolas de América durante los siglos XVI, XVII y XVIII. Es por ello que trabajos como el libro Música Colonial Hispanoamericana del periodista y musicólogo argentino Ramiro Albino resultan más que necesarios. El autor lleva más de veinte años estudiando la músicas colonial y ha querido plasmar sus hallazgos y reflexiones en el volumen que nos ocupa. Su esfuerzo parte de una denuncia: el canon dominante sobre lo que el público “debe” conocer sobre un periodo histórico determinado excluye por sistema a las minorías. De esta forma, cuando hablamos de Barroco, a todo el mundo le vienen a la mente nombres como Vivaldi o Haendel, pero no otros como los americanos Juan de Araujo, Tomás de Torrejón y Velasco o Gaspar Fernández (debo añadir a la reflexión de Albino que no pocos músicos españoles son ignorados también por el público mainstream – ¿a cuántos aficionados que conocen a Purcell y a Lully les suena Juan Hidalgo?). La celebración de las formas musicales de las colonias no debe limitarse a las efemérides, como los centenarios del Descubrimiento o de la independencia de las distintas repúblicas del subcontinente. Ramiro Albino reconoce que mucho se ha avanzado en este particular y que ya es más común encontrar el repertorio americano en actuaciones en vivo, discos y vídeos de coros y solistas, así como protagonizando festivales y eventos monográficos. Sin embargo, critica la aproximación exclusivamente pragmática que se lleva a cabo a esta música, es decir, centrada en la interpretación, y echa en falta una mayor reflexión y conceptualización sobre ella, sobre lo que se escribió en América en el Renacimiento, el Barroco y la Ilustración. La tarea que emprende Música Colonial Hispanoamericana no es nada fácil, pues enfrenta grandes zonas oscuras. Por un lado, el impulso independentista y descolonizador de los criollos americanos con frecuencia dejó aparcada en el olvido la época de influencia española volviendo la vista a las tradiciones y formas culturales precolombinas. Por otra parte, la inmensidad del espacio geográfico contemplado hace casi inabarcable la clasificación de las formas musicales que tuvieron lugar a lo largo de tres siglos desde el norte del río Grande hasta Tierra de Fuego. Además muchas fuentes primarias de información, como por ejemplo algunos archivos eclesiásticos, son celosamente guardadas por sus propietarios llegando a obstaculizar su consulta. Finalmente, el autor ha encontrado dificultades para acceder a investigaciones sobre el tema que son relegadas exclusivamente al ámbito de los expertos. Música Colonial Hispanoamericana se desarrolla sobre una rica y variada bibliografía que el autor ha querido destacar especialmente insertando regularmente citas textuales de gran extensión. Constituye una forma narrativa original, por oposición al formato basado en la nota a pie de página o en apéndice, que reafirma y permite contrastar sobre la marcha las tesis expuestas en el libro de la boca de distintos autores. A lo largo de los distintos capítulos, Albino va relatando todos los aspectos relacionados con el descubrimiento y la conquista de América y la creación de las estructuras administrativas coloniales en virreinatos, capitanías generales y audiencias; la llegada de la Compañía de Jesús al continente y la aparición de las formas musicales adaptadas de Europa, tanto profanas como religiosas. Igualmente analiza aspectos que determinaron la evolución musical americana, como la influencia italiana en la música española del siglo XVII, la expulsión de los jesuitas o el legado musical de otras naciones europeas. Constituye Música Colonial Hispanoamericana un colorido fresco sobre este tema tan poco conocido, de muy amena y fácil lectura para el lector no especializado. Sin duda se trata de un libro que contribuye sobremanera a poner el valor toda la riqueza del patrimonio musical hispanoamericano.

Musica Antigua en Chile

10 de noviembre

J. S. Bach: Transcripciones para Guitarra

Miércoles 9 Noviembre, 19:30 hrs.Sala Isidora Zegers Compañía 1264, SantiagoENTRADA LIBERADA Programa: Primera parte J. S. Bach (Alemania, 1685 – 1750) Suite BWV 998 - Original para Laúd I. Preludio... II. Fuga III. Allegro Tocata BWV 913– Original para teclados I. Sin indicación de tempo II. Un poco allegro III. Adagio IV. Fuga a 3 voces Intérprete: Ítalo Accini Muñoz -Intermedio- Segunda parte J. S. Bach (Alemania, 1685 – 1750) Partita II BWV 1004 - Original para Violín I. Allemanda II. Corrente III. Sarabanda IV. Giga A.Vivaldi (Italia, 1678 – 1741) Concierto para Laúd, dos violines y continuo RV 93 I. Allegro II. Largo III. Allegro Intérpretes: Gonzalo J. López Muñoz – Guitarra Rodrigo González Castillo – Violín Lucas Sepúlveda Cárdenas – Violín Sebastián Molina Villarroel – Violoncello Adrián Rojas Flores – Contrabajo




Musica Antigua en Chile

9 de noviembre

El conjunto de música antigua de la Universidad de Santiago Syntagma Musicum, se presentara en la Temporada USACH 2016 con un programa dedicado a Antonio Vivaldi.

Miércoles 9 de noviembre, 19.00 hrs. Aula Magna USACH Av Ecuador 3659, Est. Central – Metro U. de Santiago Entrada Liberada. Vivaldi (1678-1741) fue uno de los más grandes compositores del barroco, y de los músicos más admirados de su época. Fue un virtuoso del violín. Su influencia fue decisiva, contribuyendo de manera significativa al desarrollo del concierto especialmente el solístico, a la técnica del violín y de la orquestación. .Escribió gran cantidad de música, mucha de ella caracterizada por la experimentación e innovación, abarcando todos los géneros de su época. Su arte influenció a numerosos compositores del siglo XVIII (y también posteriores) como J.S. Bach , Pisendel y Heinichen. PROGRAMA “ Il Prete Rosso “ Música de Antonio Vivaldi • Concierto da camera para flauta dulce, violín, fagot y B.C. RV 100 Allegro – sin indicación de tempo – allegro • “Vinta a pie d’un dolce affetto” Aria di Mahmud de l’opera “La verita in cimento” RV 73 • Sonata para violín y B.C. en sol menor RV 27 Preludio - Giga - . Sarabanda - Corrente • Sonata para fagot y B.C. RV 40 Largo – allegro – largo – allegro. • Cantata “Piango, gemo, sospiro e peno” RV 675 Aria, recitativo, aria • Sonata para flauta dulce y B.C. RV 806 Andante – allegro – largo – allegro. • Concierto da camera para flauta dulce, violín, fagot y B.C.RV 91 Allegro – largo – allegro non molto Integran Syntagma Musicum: Julio Aravena: viola da gamba Franco Bonino: flauta dulce, fagot y dirección musical. Jaime Carter : clavicémbalo Gonzalo Cuadra: tenor Hernán Muñoz: violín Víctor Rondón: flauta dulce.



Pablo, la música en Siana

6 de noviembre

La grandiosa sencillez de Volodos

Sábado 5 de noviembre, 20:00 horas. Auditorio de Oviedo, Jornadas de Piano "Luis G. Iberni": Arcadi Volodos. Obras de Schumann, Brahms y Schubert. Cada recital de Arcadi Volodos (San Petersburgo, 1972) es un placer para el oído y una lección de sencillez aunque el programa sea técnicamente endiablado además de profundo. El pianista ruso es un músico completo y haber estudiado también canto parece dotarle de un lirismo único que para los compositores y obras que trajo a Oviedo para inaugurar la temporada de plata de las Jornadas de Piano, resultó verdadera poesía musical o música poética permitiendo jugar con ese lirismo exento de palabras desde la pureza interior. El plantel de pianistas para estas jornadas que comenzaron en el Campoamor hace ya 25 años de la mano de nuestro añorado Luis G. Iberni es de primera, por lo que Arcadi Volodos tenía que volver a Oviedo y resultó el perfecto anfitrión. Gestualidad contenida, humildad, sencillez hasta en el asiento, una silla austera casi como él mismo, que le frena cualquier ampulosidad, solamente algún giro de cabeza, un echarse hacia atrás para saborear cada pasaje, el pie izquierdo desplazado como en los conductores en tramos de autopista sin tráfico, pero siempre claro y rotundo, inmenso, íntimo, poderoso, grandioso y sobre todo plenamente romántico sin tics, con sonoridadades extremas graduando los volúmenes como nadie. Las Papillons, op. 2 (R. Schumann) sonaron como doce microrrelatos (más la introducción), cada vals con identidad propia y tiempos variados sin perder ningún detalle, el balance entre manos y unos pedales expresivos pero también tímbricos, las dos Polonaise de clarividencia y premonición chopiniana por el pianismo de salón en que convirtió la pantalla acústica nuestro auditorio, incluso la luz tenue sumándose al intimismo, y de ese juego de mariposas de todos los colores y movimientos, carnavales literarios en el subsconsciente pero especialmente el Finale con las seis campanadas limpias mientras flotaban acordes y melodías que en el piano de Volodos hicieron de este joven Schumann un primer capítulo romántico (Daniel Moro Vallina en sus notas al programa titulaba "Tres generaciones del piano romántico"). Con la misma pasión y aún más fuerza las 8 Kavierstücke, op. 76 de Brahms volvía la música sin palabras, el lied pleno de melodismo en cada capriccio e intermezzo, desgarradores y benevolentes, claros como un día de otoño, agitación y calma, claroscuros musicales que Volodos plantea con esa engañosa sencillez con que viste cada nota, cada acorde, cada frase, con unos desarrollos evocadores del "inalcanzable" Beethoven de Brahms y referencias al romanticismo vienés que tanto admiraría, pero con el lenguaje propio del hamburgués que este ruso grande en todos los sentidos, lleva a cotas inimanigables de belleza global. Con un respeto total a la partitura, las indicaciones de aire son el guión para plasmar su acercamiento a cada pieza y dotarlo de la unidad estética desde la diferencia en los caracteres, piezas habitualmente sueltas que por fin escuchamos juntas en una lección de música desde el piano cercano del ruso. Y si con el joven Schumann más el maduro Brahms, ambos compositores para todas las formas de cámara o sinfónicas que parecían volcar su inspiración en el piano, tendría que ser el prolífico (pese a su prematura muerte) Schubert quien cerrase este trío romántico con su Sonata para piano nº 20 en la mayor, D. 959, el vienés siempre por descubrir, su idolatrado Beethoven o preparando el terreno a Chopin, ambos siempre presente en estas generaciones que hicieron del piano el instrumento romántico por excelencia, completa interpretación de un Volodos que domina este repertorio con el magisterio de la escuela rusa, la madurez del trabajo y la sencillez incluso en los pasajes más virtuosísticos. Cada uno de los cuatro movimientos sonaron increíbles, trabajando incluso el silencio como solo los grandes son capaces, un Allegro de clasicismo sonoro y pasión romántica, ligero y limpio pero también enérgico, un Andantino donde la emoción se conjuga a partir de un minimalismo que va tomando fuerza, recuerdo beethoviano del segundo movimiento de La Séptima desde el piano casi como un pianoforte por la búsqueda de sonoridades, igualmente de su "doncella muerta", con un paso tranquilo nunca cansino gracias a esa pulsión única de Volodos antes del Scherzo, humor y alegría, la "broma" musical que incorporara el genio de Bonn a la forma y se quedaría con nosotros para siempre, también los constrastes extremos entre delicadeza y fuerza, pura inocencia con golpes de efecto, para finalizar con un Rondo. Allegretto. Presto rematando en este último movimiento una interpretación fabulosa, tres en uno por el catálogo de técnica al servicio de la música, limpieza siempre presente con un balance sonoro capaz de escuchar todo en el plano exacto con pedales siempre en su sitio, la claridad y hondura de los temas (casi "trucha" en el rondó), los cruces de manos para ampliar los contrastes melódicos y dinámicos, jugando con un rubato nunca exagerado que enriquece el discurso, y la explosión final virtuosa, poderosa pero siempre cristalina. Inenarrable Volodos romántico. Además de la sencillez, innata en el ruso que nos ha "recuperado" un Mompou de referencia, no puedo dejar otros calificativos como agradecido y siempre espléndido porque tras el recital todavía nos dejó cuatro propinas. Primero el Minuet D. 600 de Schubert porque ya flotaba en el aire, delicadeza y sencillez en uno de sus regalos preferidos, después su inseparable Rachmaninov en una transcripción propia de la canción Zde's khorosho, siguiendo esa música pura despojada del texto, para continuar con la Malagueña de Lecuona en versión propia del ruso que siempre hace las delicias del público (alguno me preguntaba por las elecciones más o menos conocidas de las obras y propinas en los conciertos) para finalizar con el "Siciliano" del Concierto en re menor, BWV 596 de Bach a partir del op. 3 nº 11 de Vivaldi, otra de sus propinas habituales, quintaesencia del sonido donde mucho es poco y con poco es posible la grandeza en manos de Volodos. Inolvidable.

Antonio Vivaldi
(1678 – 1741)

Antonio Vivaldi (4 de marzo de 1678 - 28 de julio de 1741) fue un compositor y músico del Barroco tardío. Se trata de una de las figuras más relevantes de la historia de la música. Su maestría se refleja en haber cimentado el género del concierto, el más importante de su época. Compuso unas 770 obras, entre las cuales se cuentan 477 conciertos y 46 óperas. Es especialmente conocido, a nivel popular, por ser el autor de la serie de conciertos para violín y orquesta Las cuatro estaciones. Esta obra, que forma parte del ciclo de su opus 8 "Il cimento dell'armonia e dell'inventione", tiene una importancia capital por suponer la ruptura del paradigma del Concerto Solli, establecido por el mismo Vivaldi. Hasta entonces, el Concerto Solli era un concierto en el que el instrumento solista llevaba todo el peso de la melodía y la composición, y el resto de la orquesta se limitaba a ejercer el acompañamiento según las reglas de la armonía. Sin embargo, Las cuatro estaciones son unos conciertos para violín en el que la orquesta no actúa como mero fondo de acompañamiento, sino como un relieve: no se limita a acompañar al solista, sino que ayuda al desarrollo de la obra. Esto influirá posteriormente en los conciertos de Händel y, sobre todo, de Bach, ya que éste estudiaría asiduamente los conciertos de Vivaldi, y sería a partir de las innovaciones originales de Vivaldi que Bach perfeccionaría el concepto de concierto. Así, Las cuatro estaciones representan el Concerto Solli perfecto, a tal grado que influye notablemente la música de Johann Sebastian Bach, y ésta inexorablemente en Haydn; y Haydn, a su vez, al convertirse en maestro de, entre otros,Beethoven, extiende la influencia de Vivaldi a más músicos sin que, probablemente, hubieran conocido la obra de Vivaldi.



[+] Mas noticias (Antonio Vivaldi)
6 dic
Esfera Wordpress
2 dic
Google Noticias E...
2 dic
Google Noticias C...
2 dic
Google Noticias E...
24 nov
Musica Antigua en...
16 nov
Musica Antigua en...
15 nov
Musica Antigua en...
13 nov
Esfera Wordpress
10 nov
Musica Antigua en...
9 nov
Musica Antigua en...
7 nov
Scherzo, revista ...
6 nov
Pablo, la música ...
31 oct
Esfera Wordpress
14 oct
Esfera Wordpress
10 oct
Scherzo, revista ...
5 oct
Musica Antigua en...
8 sep
Google Noticias A...
8 sep
Google Noticias E...
8 sep
Google Noticias M...
8 sep
Google Noticias C...

Antonio Vivaldi




Vivaldi en la web...



Antonio Vivaldi »

Grandes compositores de música clásica

Cuatro Estaciones Violín Conciertos Para Violín

Desde enero del 2009 Classissima ha facilitado el acceso a la música clásica y ha expandido su público.
Classissima ayuda tanto a aficionados como a expertos de la música clásica en su experiencia con la internet.


Grandes directores de orquesta, Grandes intérpretes, Grandes cantantes de ópera
 
Grandes compositores de música clásica
Bach
Beethoven
Brahms
Chaikovski
Debussy
Dvorak
Handel
Mendelsohn
Mozart
Ravel
Schubert
Verdi
Vivaldi
Wagner
[...]


Explorar 10 siglos de la música clásica...